El sabor orgánicamente cul de Heinz.

ketchups


Heinz Organic

El otro día mi amigo Patricio Estrella me regaló 2 salsas traídas directamente desde el paraíso de la glotonería: gringolandia; una BBQ Sauce que aún estoy esperando el momento perfect para probar y esta delicia de la que les voy a hablar.

A la rápida por la foto pueden pensar que es el clásico Heinz que venden en los supermercados, pero no… este ketchup es especial, este ketchup es bacán, este ketchup es orgánico ¿so what? es muy güeno!

Al hacer la comparación con el ketchup tradicional, el Heinz Organic tiene un sabor notoriamente más ácido y fuerte, se siente mucho más el dejo avinagrado del vegetal rojo en el paladar, de hecho, es incluso más parecido a una salsa de tomate que a un ketchup, por lo que su sabor no sé si sería del gusto general, ya que la mayoría prefiere los ketchup un poquito más dulces, pero este se ganó un ticket por desenmarcarse del sabor típico al que uno está acostumbrado √

Sin duda un regalo amado 🙂 gracias!

Anuncios

ketchup Hunt's

Hace (harto) tiempo atrás pillé un ketchup sin sal que me había dejando medio marcando ocupado… ahora, ya ha pasado más de un año y me tocó la suerte de probar el mismo ketchup pero normal, si, con sal.

Para mi cumpleaños recibí varios regalos y entre esos estaba este Hunt’s en tamaño familiar que hizo que corriera en círculos y gritara de emoción #not, pero igual me encantó 😀

Esta vez fue el puré el elegido para ser degustado por mi inexperto paladar. ¿Veredicto? Niiiiiice √

Su sabor es bien particular, primero se siente dulce y luego queda un dejo un poco amargo pero agradable. Su textura es más aguada que la de los demás ketchups, por lo que hay que tener cuidado con apretar el envase más de la cuenta y que se le pase la cantidá mijo.

Como resumen, creo que es un ketchup rico y que cumple la función pero no es nada del otro mundo, por lo que se queda dentro de los genéricos, algo así como empatando con el del Líder (Selección) o algo así creo que se llama.

Si lo andan buscando pueden encontrarlo en el super del elefantito por un poquito menos de 3 lucas ¿Caro? Sí, un poco. ¿Vale la pena? Hmmm, nahhhhh.

ketchups

Otra oportunidad: Ketchup Hellmann’s Supreme

ketchups

ketchup hellmann's supreme

Buscando algún ketchup nuevo por el pasillo de las salsas no había nada mucho que encontrar, así que vi el envase de vidrio del Ketchup Hellmann’s Supreme y lo decidí probar.

¿Han cachado que la Coca Cola en botella de vidrio tiene un sabor distinto a la clásica de plástico? Creo que aquí pasa lo mismo… Una textura distinta, sabor potente tirado para dulzón, tal como me gusta a mi… perfect!

La verdad es que me llevé una muy buena impresión en este formato (aunque a veces es una lata porque no tiene dosificador y pafff, drama!), pareciéndose bastante al clásico Malloa que es uno de los más bacanes ever.

Se ganó una estrellita Hellmann’s y se revindicó después del mega fail que se pegó hace un año atrás.

Ni fu ni fa: Ketchup Barbecue x Hellman’s

ketchups

ketchup barbecue

En la vida hay cosas que simplemente no pueden estar separadas: el pan y la mantequilla, las papas fritas con ketchup, el ketchup y yo, etc., Al igual que hay cosas que no pegan ni juntan como el agua y el aceite, la piscola sin hielo, las lentejas y yo y… el Ketchup Barbecue Hellman’s.

Decidí comprar un tarrito el otro día porque lo vi y me tincó de una… El ketchup lo amo y la salsa barbecue me gusta así que nada podía salir mal, pero me equivoqué. Un sabor totalmente aporte y ninguna sorpresa, fomeque.

O sea, malo no es en ningún caso pero la verdad es que esperaba algo más, un sabor distinto que me sorprendiera y no fue así. Es lo mismo que comprar una salsa barbecue cualquiera pero un poco más suave.

Si no les gustan los sabores tan fuertes pueden darle una oportunidad pero la verdad es que si vamos a mezclar peras con manzanas que el resultado sea sorprendente, no más de lo mismo.

 

 

La ruta del ketchup: Directamente desde Brasil, Etti Catçhup

ketchups

Etti ketchup

Mi amiga Susana hace un par de semanas se fue a recorrer y disfrutar de las bondades que entrega Brasil, y como es tan puppy obvio que se acordó de mi y me trajo un recuerdito del lugar… Lo bueno es que me conoce tanto que no me trajo los típicos llaveros, imanes para el refri ni ninguna de esas chucherías típicas que uno compra para salir del cacho si no que se fue directo al grano y buscó algo que verdaderamente me fuera a gustar: un ketchup.

También aprovechó de darme tips y analizar un poco el mercado del sector,  por lo que me contó que allá comer ketchup no es algo normal, o sea, sí… hay, pero no es un must que haya en todos los locales como pasa generalmente por acá… En fin, tuvo la suerte de encontrar 200 grs. de uno de los clásicos del país de la samba y viajó varios kilómetros para llegar por fin a mis manos.

Investigué un poco sobre esta salsa y vi que tienen una amplia gama tanto de productos (como el picante, mayonesa, mostaza, salsa barbecue, etc.) como de presentaciones por envase (plástico de 200, 400 grs, sachets, tarros en conserva, entre otros).

La marca se llama Etti que de primera me enamoró por su porte y presentación, de hecho, está ideal para llevármelo a la pega y tener siempre mi salsita bajo la manga.

Unas hamburguesas caseras con puré fueron la comida elegida para probarlo y, como pensé que iba a pasar, no me decepcionó. Es un sabor bastante fuerte… dulce pero agradable. Creo que vendría a ser una mezcla entre el ketchup Malloa y el JB juntos, ahí vea usted si hace la prueba por si le tinca. Lo único medio freaky que le encontré fue la textura, ya que es un poco aguado y se “corta” cuando uno se sirve pero bueno, son cositas.

En resumen, lo encontré bien “gostoso” y con un envase mega bacán 🙂

Y tú ¿Haz probado alguna otra salsa de Brasil? ¿Qué te pareció? ¿La recomiendas? Comenta!

A probar, a probar: ketchup KRAFT

ketchups

kraft ketchup

Hace unas semanas me fui a dar una vuelta (para variar) al pasillo de los aderezos y salsas. No había nada nuevo bajo el sol hasta que de repente me encontré con esta belleza.

Ketchup KRAFT, un sabor que hace mucho tiempo estaba esperando probar pero que en innumerables veces no había encontrado… Hasta ahora.

Carne con arroz (perfect para el ketchup) fue el acompañamiento para darle el primer testeo… En 2 palabras: La raja.

Me encantan los ketchups que tienen un dulzor más intenso y éste lo logra de una forma espectacular. Mezcla perfecto con la textura a salsa de tomate que también lo caracteriza. Deli.

Por otro lado, su envase está buenísimo, con un porte lo suficientemente grande como para que me dure unas 3 semanas y además un dispensador que hace que te puedas servir lo justo y necesario.

5 jumbitos para KRAFT, se las mandó con esta.

 

¿Salsa barata, fácil y rica? Tres Aderezos ¡Voy!

ketchups, mayonesas, mostazas, para untar

mkm

Una idea muy típica pero que pocos aplican al momento de ponerse creativos es la salsa “Tres aderezos”.

Una mezcla que conjuga los sabores más típicos de las salsas que consumimos día a día los chilenos y que, a excepción de la salsa golf, pocas veces aplicamos como para innovar los clásicos picoteos.

Ingredientes:

– Ketchup

– Mostaza

– Mayonesa

– Orégano

La receta es simple: mezcla una porción de cada una de estas salsas en cantidades homogéneas revolviendo constantemente hasta lograr la consistencia y fusión perfect. Para lograr un acabado más suave se le puede agregar un poco más de mayonesa, ya que la mostaza y ketchup de por sí hacen que el sabor sea un poco fuerte.

Ideal para papas fritas, galletas saladas, palitos de zanahoria o de pepino esta salsa no falla, sobretodo porque sus ingredientes son los más baratos y factibles de encontrar en el súper… ¡Viva!

encontré un tumblr sólo de ketchup, fuck yeah!

ketchups, noticias salseras

Como mega fan del ketchup no podía dejar de buscar un tumblr que tuviera todo lo que más amo en la comida: ketchup, si, ketchup.

Fotos, fotos y más fotos de la pastita roja en distintas facetas, videos, ilustraciones y ocasiones.

Sólo para darse una idea aquí les dejo algunas imágenes que hicieron que me diera hambre (a mí no más se me ocurre escribir sobre comida cerca de las 12 de la noche cuando dan ganas de asaltar el refri).

 

 

Haz click acá y dale una pasadita que está más güeno que el pan con keshuh.

 

 

 

Probé el ketchup colombiano Fruco ¡Deli!

ketchups

Tengo una compañera de trabajo que es colombiana y siempre me decía que cuando fuera me iba a traer el ketchup más bacán de allá.
Dicho y hecho: hace unas semanas volvió y para mi sorpresa tenía 400 grs. completitos para mi de Fruco, una de las marcas más clásicas de Colombia.
En el país cafetero al ketchup le dicen simplemente salsa de tomate y como para hacerles un símil de posicionamiento está entre el Malloa y JB de acá.
No podía más, lo único que quería era llegar a mi casa y probarlo pero decidí esperar el instante preciso para aplicarme… Bistec con arroz fueron los elegidos para acompañar el gran momento con luces de colores y bla.
¿Cuento corto? ¡DELI!
Una textura y sabor que se asimila a la salsa de tomates, sin embargo su dulzor lo hace dar el toque de ketchup que me encanta. Como que tiene la proporción perfect entre azúcar, tomate y sal.

La verdad es que no es parecido a ninguno que haya probado antes pero impresionantemente ha logrado ocupar puesto dentro de mi top 5 (dejando en crisis a los sachets del McDonald’s).

Pucha igual me enamoré un poco pero como no lo venden acá sólo tendrá que ser un amor a distancia </3.

Así que ya sabe, el que vaya para Colombia luego y quiere hacer su buena acción del día yo estaré esperándolo con los brazos abiertos… sólo si me trae ese ketchup.

Ketchup picante, ñam!

ketchups, picantes

¿Han oído hablar de ketchup picante? La verdad es que yo contadas con los dedos de una mano y nunca había tenido el placer de probar nada similar hasta hace un par de días, en donde gracias a un asado de un compañero de la pega descubrí este ketchup que el dueño de casa había puesto para que acompañáramos el choripan.

Le puse un poquito como para probar y cagué: era demasiado rico! Un gusto medio azucarado fuerte, con el toque justo de picante y por supuesto la cuota de tomate infaltable. Verdaderamente bueno, bueno, bueno.

Se trata del Curry Spice Ketchup de Hela, un invento alemán que mezcla el fuerte sabor del curry con la dulzura y acidez del ketchup… 800ml de la mezcla perfecta. Ideal para probar con carnes, embutidos, arroz, carne o papas, este Ketchup vale la pena darle un hijo.

¿Precio? Me pillaron, pero por lo que estuve averiguando en mi amigo fiel Google debe bordear los $2.500 y pueden encontrarlos en los restaurantes Bavaria de la capitals (freak igual pero ahí traten de que les vendan).

¿Algún otro ketchup que hayan probado y deba saber? Avisen!

Opinando ando: Las mostazas y ketchup de Hogs

ketchups, mostazas

Hace poco tuve el placer de probar uno de los locales más comentados del último tiempo: Hogs, una salchichería que basa su cocina y éxito en la calidad e innovación de los hot dogs como un producto premium y de “culto”.

Esa vez me pedí una Frank francesa que traía queso mantecoso, champiñones, cebolla caramelizada con agregado de salsa barbecue y el resultado de mi visita fue realmente inolvidable. Uno de los completos más ricos que he comido en mi vida, onda así cuático (aunque no hay que confundir con los de picadas, que no tienen nada que envidiarle aunque no se parezcan), como que fue un descubrimiento demasiado cool, aunque reconozco que cuando veo esas vienesas en las fotos no me hacen mucha gracia comerlos, de todas formas vale la pena…

En fin, lo que nos convoca: las salsas!

Salsa Barbecue (no tengo foto): Venía de agregado a una de las salsas que puedes elegir mientras armas tu hot dog. Realmente buena, sabor ahumado y salado justo, nada que decir. Estrellita para ella.

Mostaza: La verdad es que la encontré un poco fuerte, por lo que le puse súper poco para no opacar el sabor del resto de la comida. Era más aguada de lo habitual, por lo que imposible fue no chorrearse.

 

 

 

Ketchup: Bueno, aceptable, aguado, nada del otro mundo. Cumplió bien con acompañar y complementar los sabores del pan, vienesa y agregados.

 

 

 

 

Mostaza Dijon: un asco, extremadamente fuerte para mi gusto, con sólo una pisca de ella logró cagar el pedazo de completo que le había puesto, no dejaba sentir nada más que su sabor. Eso.

 

 

 

 

¿Y ustedes qué opinan de Hogs? ¿Han probado alguna salsa aparte de las que nombre?

¿Estás a dieta? Chao mayonesa, holi ketchup y besitos a la mostaza

ketchups, mayonesas, mostazas, noticias salseras

Cuando nos ponemos a hacer dieta sabemos que parte importante de lograr un cambio en nuestra alimentación es dejar de lado los aderezos y salsas, por lo que privilegiamos el vinagre, limón y aceite de oliva por sobre la mayonesa, dressings, ketchup y mostaza… Pero no hay que equivocarse, ya que si bien contienen azúcar y aportan un porcentaje importante de calorías, no todas son necesariamente nocivas si se consumen en una cantidad adecuada.

Mayonesa:
Como ya lo deben saber, la mayonesa se crea en base a la combinación de aceite, huevo y jugo de limón. El alto contenido de grasa que aporta el aceite y el huevo hacen que este condimento sea una de las primeras salsas que hay que eliminar al momento de ponerse a dieta.

Hablando de números, sólo 100 gr. de mayonesa equivalen a 800 calorías… De hecho, las mayonesas light no se encuentran tan lejos de estos altos índices, por lo que tampoco es recomendable si lo que buscan es lograr un verano sin polera de manga larga (algo que sea).

 

 

Ketchup:
Compuesto principalmente por salsa de tomate, el ketchup igual concentra gran parte de su elaboración una cantidad considerable de azúcar (puuuusha). Para ponerlo más explícito, 100 gr. equivalen a 240 calorías (aunque 100 gr. es caleta y sólo los mega ultra fans como yo y unos pocos que conozco consumen cantidades similares a esa, basta con decir que en una hamburguesa el consumo normal es entre 5 y 8 grs.)

Así que si se portan bien, puede que saquen una estrellita, MB y un chorrito de ketchup para el almuerzo.
Mostaza:
Elaborada a partir de semillas, la producción de este condimento es baja en calorías y colesterol, aparte de ser altamente digestiva y con valores proteicos importantes. Eso sí, al igual que el ketchup, la mostaza contiene azúcar además de otros aditivos que se agregan al momento de su elaboración industrial, aunque no en cantidades que deban preocuparnos.
Para ponerlo más claro, 100 grs. de mostaza equivalen a 125 calorías, cantidad muy pequeña si consideramos que el consumo diario de esta salsa no supera los 7 grs. Así que carita feliz y chicken dance con la mostaza, podemos comerla sin problemas.
___________________________
En resumen, a la mostaza háganle ojitos y díganle que sí no más, al ketchup caliéntenle la sopa pero tómensela hasta la mitad y… y la mayonesa? De lo bueno poco Willy, mejor dejémoslo para otra oportunidad.

4 comidas que hay que probar con ketchup

ketchups, noticias salseras

¿Para qué usarlo sólo en los sándwiches y las papas fritas? El ketchup combina bien en un sin fin de opciones, ya sea en el arroz, el puré, la pizza o los tallarines. Pero ¿Qué pasa con las demás comidas? Hay un mundo más allá de lo común que puede ser dominado por esta pastita roja amada y que con un poco de imaginación se pueden crear nuevos sabores y cambiar el caracho cuando hay algo que no nos gusta y no queremos comer.

La ruta del ketchup: B&D el ketchup peruano con sabor al de carrito

ketchups

Hace unos días anduve visitando tierras vecinas y llegué nada más ni nada menos que a Cusco. Como ya todos saben, Perú es un país reconocido por su exquisita gastronomía que mezcla sabores realmente increíbles. Y bueno, obvio que probé muchas cosas, algunas más ricas que otras y no todas con ketchup pero las que tenían de seguro las encontraba mejores, algo había ahí… Así es como pasé unos 5 días increíbles gastándomelo todo por aquí y por allá hasta el último día en que ya había que ponerse a pensar en volver y comprar las últimas cosas antes de regresar a chilito.

“¿Pasemos por acá? Ya”; un supermercado con pinta de minimarket que a simple vista no tenía mucho que ofrecer pero que sin embargo me llevó a su pasillo de salsas (obvio que me fijé sólo en los ketchups). Miré las opciones disponibles y paffff lo vi y no lo pensé dos veces, aunque habían otros que claramente se veían mejorcitos dije hmmmm no, este tiene que ser, el que se vea más flaite, el que se llevan por lo barato, ese, ese es el indicado. Ya, al carrito.

Hice mi mochila, guarde el pequeño y preciado envase de B&D (deberá ser algo así como el JB chilensis), me subí al avión y me resigné a probarlo una vez que ya estuviera en mi casa, tranqui. Todo iba bien hasta que pasé por la aduana, de pronto, un tipo me dice: “señorita, pase por acá” y corre mi mochila hacia un lado. Me pide que por favor la abra y empieza a escarbar. Esto no me está gustando nada. Revisa y revisa hasta que llega a una bolsa bien envuelta… pasan unos segundos incómodos y le digo: ahhhh ese es un ketchup. Un ketchup? Ah ya, entonces pase… Ufff, en ese momento vi la luz, pensé que todo se había derrumbado y mi posibilidad de probar el ketchup perubiano se iría a las pailas pero no, me rajé (carita feliz).

Ya, ahora a lo importante, el momento de la verdad… Ojo que antes procuré que la comida con que lo probara se ajustara perfec para poder sentir su sabor en su plenitud: unas pastas 3 minutos de cuatro quesos, qué mejor? Ya, abrí el envase y me serví… ¿Reacción? Noooo, oh margot, ffffffff, viva, te propongo que vivamos un romance ilegal, te amo y muchas cosas más juntas vinieron a mi cabeza y sólo pude decir: ohhhh es el ketchup de carrito ctm!!!!!!!! No lo podía creer, había encontrado el sabor que he estado buscando durante años por toda La Vega, supermercados, e inventos caseros (los que me conocen saben de lo que hablo).

Esa textura media aguada y suave, con un color radiactivo flúor y dulcecito que enamora a quienes gustan de este manjar de picadas de la calle finalmente ha sido encontrado y me tiene embobaba. Incluso estoy pensando en destronar al máximo de los máximos Heinz, no mentira, pero igual está muy por cerquita en la pelea del top one.

¿El problema? Sólo me traje un envase y lo tengo aguachadito en mi velador, como en un altar, listo para ser disfrutado en cualquier momento. De verdad que le amo y no se que haré cuando se me acabe, me dará pena y lloraré, mentira de nuevo, pero igual tendré que volver a seguir buscando ese sabor que ninguno de los dueños de locales callejeros ha querido compartir conmigo, todo un drama pero bueno, igual tengo la fe de que lo encontraré algún día, un poco más cerca, sin tener que tomar un avión para conseguirlo.

Ahora, el que viaje a lugares perubianos está bobby que le encargaré un cargamento maomeno para abastecerme de manera decente antes de que desespere. ¿Mientras? sólo me queda conformarme y controlarme porque me queda la mitad del envase y ya luego tendré que quedarme sólo con su recuerdo </3.

La ruta del ketchup: Hunt’s, sin sal

ketchups

En la búsqueda de distintos sabores el otro día me adentré en el pasillo de las salsas y demases… nada parecía llamarme la atención hasta que de repente PAF! el cielo se abrió y puso frente a mi nada más ni nada menos un ketchup sin sal… sin sal? Si, y es Hunt’s!

Al principio no sabía qué pensar, estaba en la caja y ya quería llegar a la oficina para probarlo con una pizza que habíamos comprado… era un momento tenso y de expectación hasta que ya, llegamos a la cocina y abrí con toda la destreza que no tengo el famoso envase, pongo un poquito en mi dedo y lo pruebo… reacción? WUOOOO! Guatafac is dis!!

Fue demasiado raro sentir un sabor tan distinto a lo que me imaginaba. Primero que todo es más aguado que el resto del los ketchups, o sea, no sé si más aguado pero como que “se corta”, se entiende? Ya pero filo, vamos a lo importante: el sabor.

La verdad es que no es malo, de hecho, quedó perfect con la pizza y luego lo he seguido comiendo con arroz, en ensaladas y unos porotos que hicieron el otro día… nada que decir, anda bastante bien. Eso sí que probándolo solo es como medio frikeao, como que algo le falta… eh obvio, sal, pero a lo que voy es como que no tuviera ni un brillo, sin embargo, para las comidas anda súper, sobre todo porque me gustan las cosas agridulces y ese toque más caramelizado ha logrado conquistar mi guatita.

Ahora, aunque nunca le quite el puesto a mi amadito Heinz, definitivamente este logró hacerse espacio en mi refri. Estrellita para Hunt’s y para los que amamos el ketchup y queremos mantenernos sanitos sin sodio, not.

Y tú ¿Lo has probado? ¿Te tinca? ¿Hay algún otro ketchup sin sal que probar?

La pequeña gran estafa del Ketchup Hellman’s Supreme

ketchups, noticias salseras

Hace menos de dos días caché que empezó a dar vuelta el rumor de que el kétchup Supreme de Hellman’s (de la línea gourmet que se hizo conocida por el comercial de la mayonesa donde el mijito rico de Zabaleta la encuentra la raja) era fake. Osea, de que es Hellman’s lo es pero resulta que hasta el momento todos (o por lo menos muchos de los que leerán esto) hemos estado comprando un producto de una línea más barata y sin toda la parafernalia que se merece un tipo supuestamente más elaborado de kétchup.

Amiguis ketchupnianos, estamos frente a todo lo que es una publicidad engañosa en su máxima expresión. Viéndonos la cara de weones para variar por un producto que finalmente es puro marketing (les suena?). Lo peor de todo es que no entiendo cómo no pueden si quiera hacerla bonita y darse un mínimo trabajo de sacarle la etiqueta original que viene debajo ¿Tan difícil es pensar que un cabro chico o alguien de aburrido se la saque un día cualquiera así como que no quiere la cosa?

Sinceramente creo que Hellman’s la vendió y con cuática, con la imagen no se juega señores. No, no, no.

¿Y ustedes qué opinan sobre esta pequeña gran estafa? ¿Cuántas marcas más nos pueden estar haciendo lo mismo? ¿Les ha pasado algo similiar?

El top 5 del Ketchup

ketchups

Bueno, para qué voy a mentir… todos los kétchup me gustan pero no a todos les haría un queque.

A continuación les dejo mi Top 5 de los mejores kétchups ever:

5. Malloa

Es como una salsa de tomate más dulcecita. Aunque hace algunos años tenía otro sabor e incluso lo llegué a odiar por un tiempo (yo no sé que pasó que lo hacían pésimo allá por el año 99, 2000), hoy el kétchup Malloa ha alcanzado un sabor súper potente, con la sensación de que usaran tomates rojísimos y gigantes en su elaboración. Aunque cada vez es más escaso, su envase en botella es simplemente amado. Estrellita y aplausos para Malloa dame ketchuuuuup (8).

 

 

 

 

 

 

4. Fancy Ketchup de McDonalds

En su versión mini, como que no quiere la cosa cada vez que voy al McDonald’s me deleito por su sabor. Aunque los vendedores me miren con cara de “qué le pasa a esta mina” siempre pido mínimo 7 sachets, dependiendo del combo por supuesto, ya que puede ser un poco más (el Big Mac es mi combo favorito y con ese uso 8).

Su sabor es totalmente agradable al gusto, no es similar a ninguno de los kétchups que he probado y se lleva excelente con el sabor plástico de las hamburguesas de la big M.

Como lamentablemente no lo venden en otros lados, sólo tengo que conformarme con su sabor cuando necesito mcdrogarme o de repente para el bajón.

3. JB
El que compramos en mi casa. Don Juan Bass alcanza lugar en el podio por 3 sencillas razones:

–          Tanto mi hermano chico como yo somos secos pal’ kétchup y a los dos nos gusta esta marca.

–          Su sabor extra dulce permite que todas las comidas puedan tener ese toque agridulce que tanto me mata.

–          Una bolsa en mi casa dura con suerte 2 semanas, por lo que mientras no tenga un sueldo reguleque no podré gastarme la vida comprando el mejor de los mejores.

 

 

 

 

2. Ketchup de picadas

Lo he buscado por cielo, mar y tierra. Ese típico kétchup de las picadas y los carritos. Bien aguado, con mucha azúcar y de un color rojo intenso… ese es el que quiero, el que me quita el sueño y quisiera tener en mi casa todos los días. Sin embargo, aún debo conformarme con probarlo cuando me como algún completo en las picadas del centro o el persa.

Me han dicho que lo venden en La Vega y he comprado algunos pero ninguno es. Si alguien tiene el dato que lo comparta.

 

 

 

 

 

1. Heinz

El ganador indiscutido, el clásico Heinz se lleva todos los premios, galardones, antorchas de oro, gaviotas de platino y todos los blas.

Tiene un sabor sin igual con la dosis justa de acidez del tomate, sal y azúcar. De hecho, creo que pocos rebatirían mi decisión de darle un hijo, hacerle un queque, cargarle la bip y hasta vivir con la suegra.

Como número uno y porque le tengo un respeto tremendo es que lo compro en versión de persona decente y lo uso sólo para “ocasiones especiales”, es decir, cuando hay una comida que me gusta demasiado y sin ESE kétchup no sería lo mismo. Además, creo que si lo usara día a día le perdería esa devoción que le tengo por sobre todos los demás.

Ahora les toca a Uds. ¿Cuál es su kétchup preferido?

La ruta del Ketchup: Great Value

ketchups

El otro día se acabó el ketchup en mi casa y no había una bolsa de repuesto, por lo que el mundo durante dos días fue una total tragedia para mí y mis comidas no condimentadas.

Estaba en el supermercado cuando recordé que tenía que comprar una mega bolsa de litro para que esto no volviera a suceder por lo menos dentro de unas 3 semanas, así que me puse a mirar la variedad de marcas que estaban disponibles y de pronto me fijé en el stand gringo que trae Wallmart para el Líder: Great Value.

Emocionada porque traía 1.25 Lt. lo tomé y no lo solté más hasta llegar a probarlo a la casa. Abro el envase, lo huelo, pongo un poco sobre mi dedo y lo pruebo… todo se derrumbó. Un sabor fuerte, muy salado y medio antiguo – parecido al Malloa del 99 – hizo que todas mis expectativas se fueran a las pailas. Le tenía mucha más fe al “Gran Valor”, ya que por lo menos otras salsas que he probado no me han decepcionado.

Ahora, como buena ketchupmaniaca obvio que lo comeré igual e incluso creo que llegaré a tenerle un poco de cariño al gran porte de su botella. Sin embargo, una vez acabado seguiré el camino por la ruta del ketchup porque este claramente no me conquistó.